Tipos de formación de nubes

Hace unas semanas escribimos sobre cómo se forman las nubes y aprendimos que aparecen cuando una masa de aire húmeda se ve obligada a ascender. Al subir encuentra menos presión atmosférica y se expande, enfriándose en el proceso. El aire frío no puede contener tanta agua como cuando estaba caliente y el agua “sobrante” condensa en forma de gotas de agua. Pero ¿qué empuja esta masa de aire hacia arriba? Veamos algunas de las situaciones más frecuentes que fuerzan a una masa de aire a subir hacia arriba.

Nubes de ascenso orográfico

Las nubes causadas por “ascenso orográfico” se producen cuando una elevación del terreno fuerza a la masa de aire a ascender. Cuando una masa de aire húmeda arrastrada por el viento se encuentra con una colina, se ve obligada a ascender. Las nubes suelen aparecer pegadas a la montaña con forma horizontal. La masa de aire continua su paso, desciende por el otro lado de la colina y se calienta. Sin embargo, ha perdido mucha humedad y ahora el viento es muy seco, conocido como viento Föhn. Este viento cálido y muy seco es conocido por alpinistas por su capacidad de derretir la nieve y producir aludes, ya que la calienta y encima absorbe su humedad. Además son aliados perfectos de los incendios forestales e incluso producen migrañas y depresión.

Un ejemplo en España se produce en las islas Canarias. La cara norte de las islas recibe habitualmente los vientos alisios: tiene frecuentes precipitaciones y nubosidad y presenta una vegetación propia de climas húmedos. En cambio, la cara sur sufre los vientos secos que han descargado su humedad en la cara norte: presenta escasas precipitaciones al año, temperaturas altas, baja humedad ambiental y una vegetación propia de zonas semidesérticas.

Nubes de convección

Las nubes de convección son causadas por la recirculación del aire. La tierra se calienta más fácilmente que el mar, y por tanto el aire sobre la tierra se calienta mucho más que el aire del mar. Así, una isla actúa como una chimenea: el aire en la isla se calienta en contacto con la tierra y asciende. El vacío es llenado con aire frío del mar que “alimenta” la chimenea: este movimiento de recirculación del aire se conoce como convección.

El ejemplo de la isla es solo uno de tantos, las nubes de convección pueden producirse en cualquier lugar donde haya distintas temperaturas a lo largo de la superficie terrestre. Este tipo de nubosidad produce lluvias muy intensas pero de corta duración. A diferencia de las lluvias orográficas, las lluvias de convección suelen producirse en zonas llanas.

Nubes por colisión de frentes

En este caso, un frente caliente colisiona con un frente frío. Las masas de aire tienden a no mezclarse; además, el aire frío es más denso que el aire caliente. Al chocar, la masa de aire caliente pasa por encima de la masa de aire frío, que es mas denso. A partir de aquí el proceso es el mismo de siempre: la masa de aire encuentra menos presión, se expande, se enfría y el excedente de agua condensa formando nubes.

Sobre los frentes podríamos hablar durante horas, pero podemos hacer alguna distinción sin entrar muy en detalle:
frente frio Un frente frío es una masa de aire frío que alcanza a una masa de aire caliente. Los frentes fríos se mueven a gran velocidad y pueden causar tormentas eléctricas, chubascos, tornados, vientos fuertes y cortas tempestades de nieve antes del paso del frente frío.
frente calido Un frente cálido es una masa de aire caliente que alcanza a una masa de aire frío. Las perturbaciones producidas por un frente cálido son más suaves y suele traer buen tiempo una vez el frente ha pasado.

Un comentario sobre “Tipos de formación de nubes

Los comentarios están cerrados.